domingo, junio 03, 2012


Esta tarde me enteré que probablemente yo también debo mi equilibrio (efímero) a una simple mezcla de papel y tinta.
Ilustración: Moebius.