lunes, agosto 29, 2005

Patricia Alba



Mi venganza, pequeño
Cuando trates de alejarte del contacto de estas partes
Retirate como se retiran las bestias asustadas: para no volver.
Desclava las manos de mi cuerpo y escucha bien
Todas mis indicaciones
Hombrecito infame.
Reconozco tu manera de durar sobre este feudo
Tu estricta manera de permanecer.
Seres más bellos
Con mil proposiciones dirán: probemos
Y yo no hallaré dónde recostar esta masa que llevo encima.
Mis manos descansarán, sí
Mis manos descansarán en las mejores bandejas del banquete
Y mi cuerpo será gozado
Trecientas veces más de lo que tú puedes
Imaginar


He ahí mi venganza, pequeño
He ahí mi goce.

(Patricia Alba, de O un cuchillo esperándome)